Teléfono 985 365 122

Dominicas de la Anunciata

La Congregación de Hermanas Dominicas de la Anunciata nace como respuesta a las necesidades de un momento histórico, a mediados del siglo XIX.

San Francisco Coll, dominico, se dedicó a evangelizar los pueblos y ciudades, fue descubriendo que una de las principales causas de la infelicidad era la ignorancia, la falta de fe y del conocimiento y vivencia de los valores del Evangelio. Las niñas, las mujeres no tenían acceso a la cultura, a la formación. Dedicó su vida a trabajar para que todos tuvieran acceso a la educación, indistintamente de la condición social, política, a la que pertenecieran.


Funda la Congregación para "Anunciar el Mensaje de Salvación a todos, especialmente a los niños y jóvenes a través de la educación". Su deseo era que las hermanas llegaran "a las poblaciones grandes y pequeñas", y en algún momento hasta los confines de la tierra.


La esperanza del Fundador, Francisco Coll, no ha sido defraudada. Sus hijas, las Dominicas de la Anunciata, continúan la misión de anunciar el Reino y ampliar su acción a diversas necesidades del mundo actual, llegando hasta los países más distantes.


La Congregación acepta el reto de buscar siempre caminos nuevos. Asume los desafíos concretos de la evangelización en los lugares donde está inserta.


¿Qué quisieran lograr en el Sanatorio Covadonga las Dominicas de la Anunciata?:


Una atención cualificada, humanizadora, llevando esperanza y consuelo al mundo del dolor. Viviendo la gratuidad del servicio hacia los que sufren físicamente y hacer presente a Dios en nuestra sociedad en medio de los enfermos, de los ancianos y sus familiares.


www.dominicasanunciata.org